Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para más información haz clic aquí Si continuas navegando estás aceptándo su uso.
Política de cookies
   
VINOS Y CARNES

La conocida regla "Tintos con carne" a quedado atrás, actualmente los sumillers nos recomiendan tener en cuenta diversos factores a la hora de elegir el maridaje perfecto.

 

Entre estos factores destacaremos:

- El tipo de carne: ternera, cerdo, cordero, buey, cacería, etc.

- El modo de preparación: Al horno, a la plancha, asada, a la parrilla, frita, hervida, ahumada, cruda, a la piedra, etc.

- El modo de cocinarla: aliñada, seca, en salsas y qué tipo de salsa, especias, etc.

Parece fácil pensar que siempre un vino tinto irá bien en cualquier ocasión, pero habrá ocasiones en las que requerirán de vinos específico. Por ejemplo, para finalizar con éxito una cena entre amigos, la clave es elegir una combinación que resalte ambas partes por igual. Si una comida es más fuerte que el vino que estemos tomando, éste no cumplirá su función de maridaje.

 

¿Qué es el maridaje?

Gastronómicamente hablando, el maridaje es la combinación entre una comida y la bebida que acompaña mejor a ésta con la intención de resaltar ambas partes por igual.

 

¿Cuál es la clave del éxito?

Desde EUGENI 146, S.L. queremos ofrecerles algunas ideas de maridajes entre carnes y vinos, con la finalidad de hacer más placenteras sus comidas.

 

Ternera: cuanto más blanca sea la carne, más tierna y delicada de sabor resultará, por lo que aconsejamos vinos ligeros pero con carácter.

 

Cerdo: para un cerdo asado al horno, un vino con mucho cuerpo, mientras que para un cerdo servido en salsas de carácter suave o dulces se recomienda un vino semo o semiseco. Finalmente, para un cerdo marinado, adobado o a la barbacoa, se recomienda un vino seco y joven.

 

Cordero: vinos frutales suelen ser el acompañante perfecto para el cordero asado. En el caso de un cordero asado joven, su textura y sabor es muy diferente a la de un cordero maduro.

Con el cordero maduro recomendados servir un vino más profundo, complejos y rico en matices, evitando los vinos con una acidez demasiado elevada.

 

Buey: independiente del modo de preparación, recomendamos un vino graso y robusto que resalte todo el saber tan característico de la carne de buey. Vinos de larga crianza suelen encajar muy bien.

 

Cacería: los vinos no muy viejos, potentes y tánicos, ideales los tempranillos. En recetas aliñadas con hiervas aromáticas se recomienda un vino tinto de ligera crianza.

Con el ciervo, corzo, gamo, carnes muy perfumadas y de sabor fuerte, recomendamos vinos tintos sólidos y contundentes, vinos tintos de reserva.

 

Aves: por regla general, el pollo y el pavo aceptan todos tipo de vinos a la hora de preparar variadas salsas, recomendamos buscar un vino acorde a los condimentos y la salsa elaborada. Para salsas de caracter agridulce el tinto será una buena opción. Carnes como el pato, necesitarán la presencia de blancos con cuerpos y frescos, capaces de contrarrestar el sabor graso.

 

 

 

Condiciones Generales  |   Política de Privacidad   |   Panel de Control   |   Partners
© Disoft Servicios Informáticos S.L.
Designed by: Disoftweb.com

Versión: 15.10.001
Página optimizada para 1024x768
Nº Visitas  10439